QUÉ ES BENSON SCHAEFFER?

Cualquier persona con dificultades para la comunicación, independientemente de su patología o edad, siempre y cuando no tenga ningún problema añadido que le impidiese usar este sistema (por ejemplo, muchas dificultades motoras, no tener la suficiente capacidad cognitiva para ello, etc.).


Si bien es cierto que su uso está muy extendido entre la población infantil con Trastorno del Espectro Autista (TEA).


¡UNA DE LAS PARTES MÁS IMPORTANTES!

El procedimiento de enseñanza. Aunque a priori parezca sencillo, este sistema no consiste simplemente en enseñar signos al azar e intentar que la persona los aprenda, sino que para instaurarlo se ha de seguir un procedimiento concreto que consta de muchas fases e implica tener en cuenta una gran variedad de aspectos.


Por eso, es muy importante que la persona que va a implementarlo este formada en él. De lo contrario, quizá no se conseguirían los objetivos que comentábamos anteriormente: funcionalidad, espontaneidad y generalización.


Con el sistema de comunicación de Benson Schaeffer intentaremos que la persona se comunique a través tanto de signos como de lenguaje oral.


Dedicaremos unas sesiones al entrenamiento en signos y, paralelamente, otras sesiones a entrenar el lenguaje oral, pero sin que esos signos tengan nada que ver necesariamente con las vocalizaciones o palabras que enseñemos.


Cuando la persona consigue tener un nivel determinado de dominio en ambas dimensiones, se trabajará para que los use conjuntamente, es decir, se comunicará hablando y signando a la vez.


Como hemos dicho, ha de implementarlo alguien formado en el sistema. Sin embargo, la parte que conlleva el entrenamiento del lenguaje oral deberá realizarse exclusivamente por parte de un logopeda, ya que la forma de que este aspecto se desarrolle puede variar en función de las características de cada persona y estos profesionales son los más adecuados para ajustar y controlar dicho entrenamiento.


¿Qué signos se usan?

Existen varios glosarios con signos ya establecidos pero es muy importante saber que todos los signos no sirven para cualquier persona. La utilización de uno u otro va a depender de las características de cada individuo (integración sensorial, motricidad, etc.) por lo que se elegirá o creará el signo de cada palabra, más adecuado:


Realización de un signo para demandar.

Entrega de lo que el niño ha pedido inmediatamente después de que haya hecho el signo

OBJETIVO FINAL

Como hemos dicho anteriormente, si la persona llega a ser capaz de usar lenguaje oral y signado a la vez, ya tendrá una buena forma de comunicarse pero el trabajo no finaliza ahí. Si conseguimos que el lenguaje oral continúe mejorando y es lo suficientemente funcional, se retirará progresivamente el uso de los signos para dar paso exclusivamente al habla.


No obstante, debemos ser realistas y tener en cuenta que llegar a este último paso sería lo ideal y lo que deseamos pero que no siempre será posible. Todo dependerá cada caso en concreto.


VENTAJAS SOBRE OTROS SISTEMAS DE COMUNICACIÓN

Sus ventajas son básicamente que:




Se realiza con el propio cuerpo y no se necesita un instrumento a parte

Se puede transmitir el mensaje de forma rápida

Y, en algunos casos, puede combinarse con otros SAAC

Es una buena herramienta de ayuda a la comunicación y que fomenta el desarrollo de todos los aspectos del lenguaje pero esto no quiere decir que sea el mejor SAAC que exista. Lo que para una persona puede ser una ventaja para otra puede ser un inconveniente.


Por tanto, sabiendo en qué consiste deberemo


s determinar si es el sistema más apropia


do para esa persona, teniendo siempre en cue


nta la opinión del profesional que lo va a implanta


r, del resto de personas que colaborarán en ello, de los familiares y sobre todo del propio paciente.


209 vistas

©2018 by WWW.ABAIPERUCAPACITACIONES.COM. Proudly created with Wix.com